Las “cosas” que ven los niños…

Este tema me dio temor por algún tiempo, en mi infancia muchísimo y ese miedo resonó en mi cuando mis hijos nacieron y comenzaron a poder expresarse. Lo he escuchado de amigas con niños pequeños y de algunos pacientes. Decirlo con un poco de vergüenza y un poquito de temblor en el corazón: creo que…

Los papás tienen la culpa

En psicología pareciera que la culpa de todos nuestros males es de los padres, sobre todo de la madre. Ya sea que hayan estado demasiado presentes, ausentes, a medias, hayan sido agresivos, pasivos, inestables, o ni siquiera los hayamos conocido, pareciera que al buscar el origen de los problemas, en algún momentos llegamos a tener que…

Espejito, espejito

Finalmente todo parece estar bien, en equilibrio, en su lugar y de repente… un hijo, dos o tres… cada uno trae consigo un espejo. No es un espejo común y corriente, es un espejo donde se ve la sombra. Cuando nos vemos en él, vemos nuestra sombra. También mucha luz, pero lo que nos desequilibra no es…

El perdón

Es complicado perdonar. Crecí en hogar  católico donde el perdón es una obligación espiritual, que se debe dar como un regalo a la persona que hace daño, y que aparentemente sabemos dar únicamente por ser católicos. Un buen cristiano sabe perdonar, pone la otra mejilla y perdona. Como si fuera un acto de magia… algo…

Reciclaje emocional

Me permito compartir mi versión de otra historia de traición llevada a la clínica: Hace un tiempo, más cerca que lejos, una persona a quien amaba mucho, de mi entera confianza y admiración, tomó una decisión estúpida que me lastimó profundamente. Me tomo un tiempo asimilarlo y atravesé un mar inmenso de emociones, algunas de…

Tan fácil que es odiar…

Odio, una palabra tan fuerte y tal vez hasta suena exagerada. Pasé mucho tiempo de mi vida pensando que era incapaz de odiar, que en realidad no odiaba a nadie, no de verdad. ¿Cómo puede ser posible que una niña, una adolescente, una mujer en una sociedad donde la mujer debe ser buena y amorosa,…

¿Por qué si nos amamos, nos torturamos?

Cuando era pequeña, pasaba mucho tiempo en la casa de mis abuelos maternos. Era una casa como de finca con mucho espacio abierto, árboles, tierra, sapos, dulces y un chicote (látigo) trenzado de cuero colgado atrás de la puerta del comedor. Largo y de color café claro, siempre me dio un poquito de miedo. No…